domingo, mayo 26, 2024

Top 5 esta semana

Artículos relacionados

La guerra de precios entre Byd y Tesla en el mercado asiático recrudece la competencia

La competencia en el mercado automotriz chino se está recrudeciendo y dos empresas están liderando el camino: Byd y Tesla.

En una lucha por barrer a la competencia del mapa, estos fabricantes de automóviles están dispuestos a tirar los precios a lo bestia. Las compañías pequeñas lo tienen cada vez más difícil para competir, incluso las marcas tradicionales están en apuros.

Demasiadas marcas de coches eléctricos en China

En China, hay una gran cantidad de marcas de coches eléctricos. Seguro que te suenan nombres como Byd, Nio, Xpeng y Voyah. Sin embargo, otras marcas menos conocidas como Yudo, Zhidou, Dsfk o Maxus, que son algunas de las más vendidas en territorio asiático, no están tan presentes en la conversación (aunque muchas de ellas están empezando a llegar a Europa).

Un total de 16 fabricantes, incluyendo a Tesla, Byd, Nio y Xpeng, establecieron un pacto en el que se comprometían a mantener una “competencia justa y no interrumpir el orden del mercado con precios anormales“. Este pacto instaba a las empresas a mantener los precios y a no hacer rebajas sustanciales que obligaran a los rivales a tomar medidas.

Los márgenes de beneficios en la industria automotriz

En la industria automotriz, los márgenes de beneficios son un tema recurrente y Volkswagen ha sido la última empresa en enfatizar su postura al respecto. Con su contundente declaración de “no somos una ONG“, la compañía alemana dejó claro que si no pueden obtener al menos un 6% de margen de beneficio al vender un coche eléctrico por debajo de los 25.000 euros, no les interesa.

Esta postura de Volkswagen refleja la realidad a la que se enfrentan los fabricantes de automóviles en la actualidad. Según un informe de Reuters, el margen de beneficio por coche vendido entre Tesla y otras compañías es abrumador. Grandes fabricantes como Volkswagen, Toyota y Mercedes han visto cómo sus márgenes de beneficio por vehículo se han ido reduciendo en los últimos años.

La estrategia de encarecimiento de Mercedes

Un ejemplo claro de esta situación es Mercedes, que ha tenido que encarecer mucho el precio del Mercedes EQE para poder obtener beneficios. Esta estrategia de aumentar el precio de los vehículos es una respuesta a la falta de margen para actuar por parte de los fabricantes. Prefieren vender menos unidades a un precio más elevado para poder mantener sus márgenes de beneficio.

Esta estrategia tiene sus pros y sus contras. Por un lado, permite a los fabricantes obtener beneficios en cada venta, incluso si se venden menos unidades. Por otro lado, puede limitar el acceso de los consumidores a los vehículos eléctricos, ya que el precio más elevado puede ser un obstáculo para muchos compradores potenciales.

La compañía ha reducido el precio de sus modelos eléctricos entre 6.700 y 6.800 euros al cambio, y estas cifras se intensifican en modelos de lujo como el EQS, con rebajas de más de 30.000 euros al cambio.

El desafío de los márgenes de beneficio en la transición hacia la movilidad eléctrica

La transición hacia la movilidad eléctrica plantea un desafío adicional para los fabricantes de automóviles en cuanto a los márgenes de beneficio. La inversión en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, así como en la infraestructura necesaria para la carga de los vehículos eléctricos, suponen un coste considerable para las empresas.

Además, la competencia en el mercado de los vehículos eléctricos está aumentando. Tesla ha demostrado ser un líder en este sector y ha logrado obtener márgenes de beneficio significativamente más altos que los fabricantes tradicionales. Esto ha llevado a que otras compañías, como Volkswagen, se planteen cómo pueden competir en este mercado sin comprometer sus márgenes de beneficio.

Una posible solución para los fabricantes es buscar sinergias y colaboraciones con otras empresas. Por ejemplo, Volkswagen ha formado una alianza con Ford para desarrollar vehículos eléctricos en conjunto, lo que les permite compartir los costes de investigación y desarrollo y, al mismo tiempo, mantener sus márgenes de beneficio.

Otra estrategia que están adoptando algunos fabricantes es diversificar su oferta de productos. Además de los vehículos eléctricos, están desarrollando vehículos híbridos y de hidrógeno, que les permiten ofrecer opciones a los consumidores y aprovechar diferentes tecnologías en función de las necesidades y preferencias de cada mercado.

Byd y Tesla: En guerra contra los más pequeños

En un mercado altamente competitivo, prevalece el más grande, y esta es la filosofía que están adoptando Tesla y Byd. Recientemente, Tesla anunció importantes rebajas en algunos de sus modelos, lo que provocó que Li Auto, una de las marcas más populares del país, redujera el precio de algunos de sus modelos hasta en 4.200 dólares.

En China, los coches eléctricos representan el 38% de las matriculaciones, incluyendo los híbridos enchufables. Tesla y Byd son los protagonistas absolutos de este mercado en crecimiento. ¿Quién saldrá victorioso de esta batalla? Solo el tiempo lo dirá.

Alfredo Santiago Martín
Alfredo Santiago Martín
Ingeniero Químico, Máster en Aplicaciones Multimedia por la UOC y un apasionado de la Ciencia y de la Tecnología desde que tiene conocimiento de causa. Se define como un Geek en un mundo imperfecto. Ciudadano del mundo y nómada por suerte, su hábitat natural transcurre entre ordenadores y máquinas con muchos cables y botones. CEO y Fundador de GurúTecno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Populares