[Análisis] Wolfenstein II: The New Colossus

Con el lanzamiento de Wolfenstein II: The New Colossus en Nintendo Switch, los jugadores podrán encarnar al soldado B.J. Blazkowicz, para liberar al mundo, una vez más, de la opresión nazi.

El año pasado, las consolas de Sony y Microsoft, además de los ordenadores domésticos, recibieron uno de los juegos de acción más carismáticos y espectaculares de los últimos tiempos. Sin embargo, los usuarios de Switch han tenido que esperar hasta este pasado verano para poder disfrutarlo.

Wolfenstein II: The New Colossus

Me gustaría poner el foco sobre esta última versión, ya que no es habitual ver lanzamientos de estas características en la consola híbrida de Nintendo, mostrándose algo huérfana de shotters de calidad (si exceptuamos el también sobresaliente DOOM).

Además, esta aventura llega con el mismo contenido que ya se pudo ver en PlayStation 4, Xbox One y PC, pero con el aliciente de poder jugar en cualquier lugar, gracias al modo portátil de Switch.

Wolfenstein II: The New Colossus

Salva el mundo… por enésima vez

La historia transcurre en un pasado alternativo, en el que las tropas nazis han conseguido conquistar los Estados Unidos y sometido a toda la población. El protagonismo vuelve a recaer sobre B.J. Blazkowicz, un rudo soldado que ya tiene experiencia en esto de salvar el mundo, no en vano fue el héroe de la anterior entrega de la saga, Wolfenstein: The New Order.

Esta secuela da comienzo justo donde termina su antecesor, con Blazkowicz gravemente herido y con los fantasmas de su pasado martilleando constantemente su conciencia. Una vez más, su cometido consistirá en aniquilar a todos los soldados nazis que se interpongan en su camino a base de apretar el gatillo.

Dispara primero, pregunta después

El juego se sustenta sobre el mismo sistema de apuntado en primera persona característico de la franquicia, que resulta ideal para los tiroteos de los que hace gala el título. Existe la posibilidad de portar dos armas al mismo tiempo, lo que aumenta considerablemente la potencia de fuego, aunque también hay algunas secciones que pueden ser abordadas usando el sigilo.

El armamento es de lo más variado, manteniendo la buena costumbre de la serie de permitirnos empuñar artilugios de todo tipo. Desde las clásicas pistolas y escopetas, cuyo manejo es simple pero efectivo, hasta ametralladoras de gran calibre que escupen plomo como si no hubiera un mañana.

Lo mejor llega cuando hacen acto de presencia las armas pesadas que tanto adora el bueno de Blazko, como el ya icónico laserkraftwerk, o una de las nuevas incorporaciones, el dieselkraftwerk, un rifle de gran tamaño que permite disparar hasta cinco proyectiles explosivos.

El protagonista también tiene a su disposición algunos objetos que le ayudan a mermar las nutridas tropas del ejército enemigo, como granadas, que resultan muy efectivas contra grupos de soldados, o hachas, que permiten eliminar adversarios de forma silenciosa.

Además de los ya clásicos botiquines con los que recuperar vida, es posible encontrar kits de mejora escondidos por los escenarios, que son imprescindibles para crear armas más contundentes y versátiles.

Visualmente notable, pero sin deslumbrar

A nivel técnico, este lanzamiento para Switch es visiblemente inferior al que vio la luz en PlayStation 4, Xbox One y PC en 2017, pero es innegable que Panic Button, responsables de esta conversión, han exprimido al máximo los circuitos de la consola de Nintendo.

Si se mira con detenimiento, es posible apreciar detalles que empobrecen el resultado final, como una menor resolución o una tasa de imágenes por segundo reducida, sobre todo en modo portátil, que es el que sale peor parado. Sin embargo, sigue luciendo de maravilla en pantalla grande, con una fluidez envidiable y un acabado gráfico notable, siendo este el modo más recomendable para su visionado.

En el apartado sonoro, los temas del compositor Mick Gordon se ajustan como un guante a las refriegas contra el ejército nazi, con acordes adecuados a cada situación, ya sea retumbando con fuerza para acompañar un frenético intercambio de disparos, o con música más suave y calmada mientras el protagonista recorre las ruinas radiactivas de la ciudad de Manhattan.

Todas las voces de los protagonistas han sido dobladas al español, algo muy de agradecer, teniendo en cuenta las extensas líneas de diálogo que se exponen en las cinemáticas del juego.

Wolfenstein II: The New Colossus

Conclusiones – Wolfenstein II: The New Colossus

La llegada de Wolfenstein II: The New Colossus a Nintendo Switch es una fantástica noticia para los usuarios de la consola de la gran N. Aunque tecnológicamente hablando se encuentra por debajo de lo visto en PlayStation 4, Xbox One y PC, esta versión conserva toda la esencia que ha hecho grande a la saga, con personajes carismáticos hasta decir basta, tiroteos llenos de intensidad y un gameplay rápido y fluido.

Además, el plus que supone poder echarse una partida en cualquier lugar, gracias al modo portátil de la consola, lo convierte en una opción a tener muy en cuenta para los amantes de los shooters en primera persona.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

Post relacionados

Análisis

Review total del Apple Watch Series 7, ¿merece la pena?

Ya era hora de hacer un análisis del último y más potente Apple Watch que fue presentado el pasado mes de octubre. ¿Merece la...

Análisis total y opinión del Fire TV Stick 4K Max

Tras ver muchas pelis y series, este es nuestro análisis y opinión del Fire TV Stick 4K Max, la nueva versión del dispositivo de...

Review total de los Apple AirPods Max, ¿merecen la pena?

Llevamos unos meses utilizando los auriculares de gama alta de Apple, y nos preguntamos, ¿merece la pena pagar pagar su alto precio? La respuesta es...

¡Únete a nuestro canal de Telegram!

No te pierdas las últimas noticias relacionadas con la tecnología: rumores, filtraciones, ofertas...

En Gurú Tecno hablamos de...

A nivel técnico, esta versión para Switch es la más limitada de todas las que se han lanzado, pero conserva intacta su capacidad de diversión. Los usuarios de PC son los que pueden presumir de un mejor acabado visual. Sin embargo, los jugadores de la consola de Nintendo son los únicos que tienen la posibilidad de hacer uso del modo portátil. Además, conserva todas las opciones originales. Para terminar, quiero comentar que el título no contiene ningún modo multijugador, aunque tampoco se echa en falta.[Análisis] Wolfenstein II: The New Colossus